La Guardia Civil investiga las circunstancias de la muerte de un hombre en Santa Maria

| | Santa Maria |

Valorar:
preload
Agentes de la Guardia Civil, al frente de la investigación.

Agentes de la Guardia Civil, al frente de la investigación.

A. Sepúlveda

Trágico fallecimiento en Santa Maria. Agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil se han hecho cargo de la investigación de la muerte de un hombre, en extrañas circunstancias, en el municipio mallorquín de Santa Maria del Camí. Tuvo lugar en torno a las 13.00 horas de este martes en un domicilio de la localidad.

Varias llamadas alertaron a los equipos de emergencia del fallecimiento de una persona. Rápidamente, una patrulla se desplazó hasta el lugar del suceso. A su llegada, los agentes de la Benemérita se encontraron con que la persona ya había fallecido.

Los funcionarios policiales alertaron a los equipos sanitarios del Servei d’Atenció Mèdica Urgent (SAMU-061), quienes a su llegada no pudieron hacer nada por salvar la vida del paciente y lo único que hicieron fue certificar la muerte de la víctima.

Tras comunicar los hechos a la autoridad judicial, se decidió alertar a los compañeros de la Policía Judicial del instituto armado para que se desplazaran hasta el lugar e iniciaran una investigación para tratar de esclarecer las causas del fallecimiento.

La inspección ocular del cuerpo confirmó que la víctima presentaba severas lesiones incisas en distintas partes. También se solicitó la presencia de los especialistas del Laboratorios de Criminalística, quienes tomaron muestras y realizaron un completo reportaje fotográfico.

Por el momento y, a falta de confirmación oficial, la hipótesis que cobra mayor fuerza es que no hubo mano criminal en el suceso. De esta forma, se descarta la implicación de terceras personas. La Guardia Civil tomó declaración a varios vecinos y familiares de la víctima.

En las próximas horas está previsto que se realice la autopsia en el Instituto Anatómico de Palma. El fallecimiento causó una profunda consternación en Santa Maria.