Violación grupal en Mallorca

Los menores detenidos por violar a la niña en ‘Corea’ insisten que el sexo fue consentido

| | Palma |

Valorar:
preload
Imagen de la entrada de los juzgados de sa Gerrería, sede de la Fiscalía de Menores.

Imagen de la entrada de los juzgados de sa Gerrería, sede de la Fiscalía de Menores.

A. Sepúlveda

Se acogen a su derecho a no declarar. Los menores detenidos acusados de violar a una menor de 13 años en ‘Corea’ que ya han desfilado por la Fiscalía de Menores guardan silencio y se remiten a su primera declaración, realizada en la Jefatura de la Policía Nacional.

Esto significa, nada más y nada menos, que mantienen que el sexo que tuvieron con la niña fue consentido por esta. Para sustentar su tesis, en su día aportaron conversaciones de WhatsApp donde la víctima, según ellos, mostraba predisposición a mantener relaciones íntimas.

Declaraciones

Hasta el momento han sido tres los menores que se han sentado ante el fiscal de menores para tomarles declaración por la presunta violación grupal a una niña de 13 años en una vivienda del barrio de ‘Corea’. Lo hicieron el lunes y tomaron la decisión de no responder a ninguna preguta y remitirse a lo que ya dijeron en su día a la Policía Nacional. El martes estaba previsto que desfilara otro menor por sa Gerrería, sede de la Fiscalía de Menores, pero no pudo al estar convaleciente de una intervención quirúrgica. Los otros dos restantes tienen cita mañana. Salvo sorpresa también no declararán y seguirán sosteniendo lo que en su día sí contaron a agentes de la policía.

Los hechos se remontan a la pasada Nochebuena. Una niña de 13 años, internada en un centro de menores, logró escapar del recinto y horas después una chica le convenció para ir a un piso de ‘Corea’. Una vez en la vivienda se dio cuenta enseguida de que los jóvenes que se encontraban allí querían abusar de ella. En una estancia del piso es donde ocurrieron las violaciones. Para forzarla a mantener las relaciones, los jóvenes se fueron turnando. Tras finalizar continuaron sometiéndola a vejaciones y humillaciones.