Un coche fúnebre sale del hotel de Logroño, La Rioja este lunes donde ha aparecido muerta la niña de 5 años. | ABEL ALONSO

2

La madre de la niña de 5 años, residente en la ciudad riojana de Haro, que apareció muerta en la habitación de un hotel de Logroño, ha sido detenida. Al parecer había intentado suicidarse, dado que estaba sentada en el alfeizar de la ventana con algunos cortes, han indicado la Delegación del Gobierno en La Rioja.

La Policía ha acudido a las 9:30 horas de este lunes al Hotel Los Bracos, situado en el centro de la capital riojana, después de recibir una llamada de este establecimiento porque un vecino les había alertado de que veía a una persona con intenciones suicidas, aparentemente en una de las ventanas del hotel.

Los agentes, una vez allí, han comprobado que había una mujer sentada en el alfeizar de la ventana y que presentaba algunos cortes; mientras que han encontrado a la niña fallecida encima de la cama.

La madre, que ha salido a pie del hotel y con signos de agitación, ha sido introducida en una ambulancia y trasladada a un centro hospitalario de Logroño por necesitar asistencia psicológica, han indicado en la Jefatura Superior de Policía de La Rioja.

Noticias relacionadas

La madre, según fuentes de la investigación, ha permanecido vigilada en el centro hospitalario por la Policía Nacional y, a lo largo de la jornada, ha pasado a estar detenida.
Se ha activado el protocolo ante este suceso, que investiga la Policía Nacional y la Científica, quienes han permanecido en el interior del hotel hasta las 12:30 horas, después de que los servicios funerarios se llevaran el cadáver de la menor, cuya autopsia determinará las causas de la muerte.

Por su parte, el padre de la niña presentó a última hora del pasado domingo una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Haro, donde reside, a unos 48 kilómetros de Logroño, porque su mujer, de la que se encuentra en un proceso de separación, había incumplido el horario de entrega de la menor, lo que ya había ocurrido con anterioridad en varias ocasiones.

Los primeros datos indican que la madre, de unos 36 años -de nacionalidad española, igual que su marido-, y la menor se registraron este domingo en el hotel después de pasar la tarde con la abuela materna, a la que la Policía trata de localizar.

Fuentes de la investigación han detallado a Efe que la madre de la niña ha dejado varias cartas de despedida en el domicilio de un familiar, quien, al encontrarlas, después de conocerse la aparición del cadáver, las ha entregado en la Guardia Civil.

El Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño ha autorizado el levantamiento del cadáver y ha abierto las diligencias para su investigación, sin que se hayan facilitado más datos.
Además, los profesores y alumnos del colegio San Felices, de Haro, donde estaba escolarizada la niña, recibirán este martes, apoyo psicológico, al igual que la familia de la menor.