Imagen de una ambulancia en Son Espases.

5

Un hombre se sentará en el banquillo de los acusados en los próximos días por provocar un accidente de tráfico en Palma la madrugada del 3 de septiembre de 2018 conduciendo un vehículo bajo los efectos de las drogas y que previamente había robado de un rent a car.

La Fiscalía solicita para el imputado, español y de 32 años de edad, seis meses de prisión por un delito de lesiones por imprudencia grave, la prohibición de conducir vehículos a motor durante tres años y que indemnice a la víctima en más de 20.000 euros.

Gran velocidad

El suceso tuvo lugar pasada la medianoche del 3 de septiembre. El procesado se había hecho horas antes en un rent a car de un vehículo de la marca Mercedes. Tras ingerir, según el ministerio público, opiáceos, cocaína y cannabis, se dirigió a gran velocidad por la carretera MA-30 y colisionó frontalmente contra otro vehículo, quedando el otro conductor herido. El acusado tras la colisión abandonó el coche y se dio a la fuga a pie. A la mañana siguiente fue asistido en el hospital de Son Llàtzer donde la practicaron análisis de sangre y orina, dando positivo en consumo de cannabis, cocaína, anfetaminas, benzodiacepinas y opiáceos.

El perjudicado sufrió una lesión cervibranquial que tardó en sanar 60 días tras recibir tratamiento rehabilitador y terapias físicas. Además de la pena de prisión, el ministerio fiscal, pide que el acusado indemnice en más de 20.000 euro al perjudicado por las lesiones y secuelas, por los daños ocasionados en su vehículo, declarado siniestro total, y el importa del coche de sustitución que tuvo que alquiler.