El juicio se celebrará próximamente en los juzgados de Vía Alemania. | Redacción Local

14

Una abogada de Palma será juzgada por quedarse con 25.000 euros de un cliente que quería abrir un centro de estética en la ciudad. La Fiscalía y la acusación particular reclaman una condena de tres años de prisión para la mujer y que devuelva la cantidad que supuestamente se apropió.

Los hechos se remontan a principios de 2015. Dos matrimonios estaban interesados en la apertura de un centro de estética y acudieron al despacho de la letrada investigada, de origen alemán, para constituir una sociedad.

Desavenencias
El 23 de marzo de ese año, el perjudicado le transfirió 25.000 euros, pero hubo una serie de desavenencias con el otro matrimonio y decidieron no iniciar su aventura empresarial, según el escrito de los abogados de la acusación particular.

El hombre, tras no llegar a un acuerdo con el otro matrimonio, reclamó a la abogada la devolución de los 25.000 euros que le había transferido. No iban a abrir el centro estético y tampoco se iba a constituir la sociedad.

La acusada envió al afectado un correo electrónico, semanas después, en el que le informaba de que representaba al otro matrimonio y que no iba a devolverle el dinero. La abogada, a día de hoy, todavía no ha devuelto nada al perjudicado.

El ministerio público y los letrados de la víctima califican estos hechos como un delito de apropiación indebida y piden que se le imponga tres años de cárcel y la inhabilitación especial para ejercer la abogacía, asesoría fiscal o contable y la intermediación inmobiliaria durante el tiempo que dure la condena. Además, solicitan que indemnice al perjudicado con 25.000 euros en concepto de responsabilidad civil.