Imagen de archivo del cuartel de la Guardia Civil de Artà, donde acudió el hombre este viernes a denunciar la agresión que sufrió la noche del jueves. | Archivo

21

Un alemán residente en Capdepera denunció este viernes en el cuartel de la Guardia Civil de Artà haber sido víctima de una agresión homófoba la noche del pasado jueves. El perjudicado explicó a los agentes de la Benemérita que un grupo de «tres o cuatro personas» le propinaron puñetazos y patadas por todo el cuerpo al tiempo que se dirigían a él en tono despectivo con insultos como «maricón» y «mierda de maricón».

Tropiezo

Los hechos se remontan a las 21.20 horas del jueves. El hombre, de 38 años de edad, se encontraba en la calle Doctor Fleming de Capdpera, localidad en la que reside. Se dirigía a su vehículo y tropezó accidentalmente con una chica con la que se cruzó. El varón se disculpó con ella. Y en un momento dado, y de manera inesperada, un joven le dio un puñetazo en la cabeza que le hizo caer al suelo. Sin tiempo a reponerse del tremendo golpe aparecieron, según la víctima, «tres o cuatro» jóvenes más que empezaron a ensañarse con él.

Las patadas y los puñetazos no cesaban, mientras el germano intentaba defenderse como podía. Mientras recibía los golpes los agresores se dirigían a él en tono despectivo al grito de «maricón» y «maricón de mierda». La intervención de la pareja del denunciante, que se encontraba unos metros más atrás, evitó males mayores. Los agresores salieron huyendo.

La Guardia Civil trata ahora de dar con los agresores tras la descripción facilitada por la víctima, que tuvo que acudir a un centro médico para ser tratado de las heridas sufridas tras los golpes.