Imagen de archivo de un control policial. | JOAN LLADO

5

Un hombre se enfrenta a una pena de un año y medio de cárcel por conducir un vehículo sin carnet y forcejear con uno de los policías nacionales que le dio el alto tras ser interceptado en Palma.

El acusado, que ya fue condenado en 2014 por un hecho similar, acabó causándole lesiones al agente. Por este hecho el ministerio público solicita que afronte el pago de casi 2.400 euros al perjudicado.

Indicaciones

Según el escrito de acusación pública, los hechos se remontan a la madrugada del 8 de febrero de 2018. El imputado conducía un vehículo.

Dos agentes de la Policía Nacional de Palma le dieron el alto y en ese instante, el hombre intentó cambiarse de asiento con una persona que viajaba con él. Esto, evidentemente, llamó la atención de los funcionarios. La policía le requirió que se bajara del coche y se identificase. El sospechoso, lejos de obedecer las órdenes, se negó varias en varias ocasiones a abandonar el vehículo. Ante esta actitud, un agente le agarró del brazo para que se apeara, iniciándose entre ambos un forcejeo.

Finalmente esa disputa acabó con el policía en el suelo con un traumatismo de rodilla y un esguince del vasto medial.

El imputado cuenta con una condena de 2014 por un hecho idéntico: conducir sin carnet. Entonces fue condenado a ocho meses de privación de libertad.

Por lo ocurrido en febrero de 2018 se enfrenta a una pena de año y medio de cárcel; seis meses por un delito contra la seguridad vial y un año por desobediencia. El juicio se celebrará en un juzgado de Vía Alemania.