Momento en el que el hombre es detenido. | CNP

3

La Policía Nacional, en colaboración con la Policía Local de Palma, ha detenido a un hombre de 40 años como presunto autor de un delito contra el patrimonio en Playa de Palma al receptar móviles robados y venderlos en el mercado lícito tras eliminar posibles huellas de su procedencia.

Según ha informado el cuerpo policial en una nota, se han intervenido más de 70 teléfonos, la mayoría de alta gama, además de otros efectos. En el local del detenido también se ha descubierto un habitáculo oculto donde se podrían tratar y modificar los aparatos electrónicos.

La Policía ha determinado que muchos de los teléfonos intervenidos provienen de sustracciones y ya se ha podido localizar a los propietarios, la mayoría extranjeros, a través de los respectivos consulados.

La detención se enmarca en la operación 'Beach Combat', que empezó en septiembre de 2019 con la Fase I que saldó con 10 personas detenidas, dinero en efectivo y la incautación de material robado.

Dicha investigación destapó que la banda que, supuestamente, se dedicada al tráfico de drogas en la zona del Arenal también ampliaba su campo de actuación a blanqueo de capitales e incluso al tráfico ilícito de móviles robados de alta gama.