Un menor de 13 años, que residía en un centro de protección social al que había sido trasladado al fallecer su padre, desapareció hace dos años en Alemania. El pequeño Marvin, según publica la prensa alemana, ha sido hallado con vida en el interior del armario de un sospechoso de pornografía infantil.

Según ha informado la policía, el pasado viernes 20 de diciembre varios agentes acudieron al domicilio de un sospechoso de pornografía infantil. Al abrir uno de los armarios para localizar e incautar material, encontraron a un adolescente oculto. Se trataba de Marvin K., el menor que permanecía en paradero desconocido desde 2017.

Según publica Bild, los empleados del centro habían denunciado su desaparición y, desde entonces, se puso en marcha un operativo que no logró dar con su localización. Cuando la policía lo encontró, el adolescente no presentaba lesiones externas y podía moverse con libertad. Por ello no tienen indicios de que haya sido retenido contra su voluntad.

El caso está lleno de incógnitas todavía, porque la madre mantiene un testimonio totalmente opuesto. El pequeño ha sido ingresado en un hospital con protección policial.