Los agentes detuvieron al sospechoso y lo pusieron a disposición judicial. | Redacción Sucesos

1

Arrestado por abusar de su sobrina de 14 años y forzar a que la menor le hiciera una felación. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron el pasado lunes a la detención de Santiago A. G., de 44 años de edad y nacionalidad española, por un presunto delito de abuso sexual.

Los hechos denunciados se remontan al pasado 4 de diciembre cuando, el ahora detenido, acompañaba a clases de baile a su hija y sobrina. Aprovechando la confianza familiar y que la hija de éste tenía otra clase más tras la de la víctima, la madre no tuvo ningún reparo en permitir que su hija acudiera al domicilio de su tío y que esperara a que se duchara. Todas las alarmas saltaron cuando los psicólogos de un organismo oficial del Govern relataron a los progenitores que la menor había manifestado haber sido víctima de un abuso sexual.

La adolescente relató con todo tipo de detalles que el detenido le hablaba de sexo, de cómo tenía que masturbar a un hombre. En un momento dado, le cogió su mano y se la puso sobre su pene diciéndole que le tenía que practicar una masturbación, teniendo que efectuarla y manifestando seguidamente que tenían que hacer una felación y negarse. Acto seguido, le tocó los pechos y el cuerpo. En ningún momento se llegó a producir penetración alguna.

Hospital

Tras conocer los hechos, los padres llevaron a la chica hasta el hospital de Son Espases para que fuera explorada por los facultativos y adjuntarlos en la pertinente denuncia judicial. El padre de la menor estuvo en todo momento con su hija. Resulta que, unas tres semanas antes, el arrestado envió fotografías de su pene a la madre de la víctima con la excusa de que le habían salido unas verrugas genitales y conocer su opinión.