Previous Next
14

La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes por robar e incendiar un prostíbulo de s’Aigo Dolça, en Palma. Los sospechosos, de 22 y 24 años y de nacionalidad sueca, fueron puestos ayer por la tarde a disposición judicial. Los investigadores del Grupo de Atracos averiguaron que los dos sospechosos habían acudido esa madrugada al establecimiento.

Los hechos se remontan a la mañana del pasado 9 de noviembre. Un ciudadano alertó a una patrulla de la Policía Nacional que pasaba por la zona, a las 10.15 horas, que había observado cómo salía humo por debajo de la puerta del local. Los agentes se bajaron del vehículo y al abrir la puerta del club de alterne vieron el mostrador en llamas y mucho humo. Los policías intentaron apagar el fuego con extintores y, en un primer momento, lo consiguieron, pero el incendio se avivó y llamaron a los bomberos.

Los equipos de extinción consiguieron apagar el incendio, que provocó cuantiosos daños y afectó a un establecimiento colindante. La Policía Nacional comenzó una investigación para determinar si era intencionado o accidental. Una vez que se identificó a los responsables del fuego, el Grupo de Atracos inició las gestiones para localizarlos y proceder a su detención.

Los primeros datos apuntan a que los dos acusados estuvieron esa noche en el prostíbulo y pudieron ser víctimas de un robo. Para vengarse regresaron al lugar cuando el local estaba cerrado, rompieron el cristal de entrada con una piedra y sustrajeron monedas de la caja registradora y varias botellas de alcohol. A continuación, le prendieron fuego para borrar las huellas que habrían dejado.

Noticias relacionadas

Los dos jóvenes suecos fueron detenidos el pasado miércoles por la tarde acusados de un presunto delito de robo con fuerza e incendio. La Policía Nacional arrestó a uno de los sospechosos en su lugar de trabajo. Los investigadores les tomaron declaración en dependencias policiales y uno no quiso hablar, pero el otro confesó de forma parcial los hechos, según fuentes de la investigación.

La versión de uno de los jóvenes es que acudieron al prostíbulo y las chicas les robaron. Al darse cuenta se lo comentaron al propietario del club y este los echó. Los detenidos, que residen en Palma, esperaron a que el local cerrara para acceder al interior, robar dinero e incendiarlo.

Bomberos

La rápida intervención de los bomberos de Palma evitó que el fuego del prostíbulo de s’Aigo Dolça se propagara a otras zonas y no hubo que lamentar heridos o intoxicados.

No fue necesario evacuar a los vecinos porque el siniestro quedó controlado enseguida y la humareda no fue preocupante. Solo afectó a un local colindante.