Imagen de archivo. | Redacción Sucesos

3

Un submarino cargado con unos 3.000 kilos de cocaína de gran pureza ha sido interceptado en el litoral de Aldán, en el municipio pontevedrés de Cangas de Morrazo. Según la Guardia Civil dos personas han sido detenidas.

El sumergible procedía de un país latinoamericano y dos de sus tres tripulantes han sido arrestados, mientras el tercero ha logrado huir.

Las autoridades están intentando reflotar el submarino, que se encuentra varado en una zona de la península de Morrazo.

En la operación, que continúa abierta, han participado agentes de la Guardia Civil, Policía Nacional y de la Agencia Tributaria.