Cinco de los participantes de la ruta de ayer por la Part Forana, con camisetas alertando de la desaparición. | A. Sepúlveda

4

Familiares y amigos de Said Hourmati, el joven marroquí desaparecido en junio en Palma antes de su boda y cuyo caso se considera «inquietante», visitaron este sábado distintas fincas de la Part Forana en busca de información sobre su paradero. Tal y como adelantó en exclusiva Ultima Hora, el Grupo de Homicidios de la Policía Nacional está volcado en la resolución del caso.

El grupo, compuesto por decenas de personas aunque en la foto que aparece en esta información solo quisieron posar cinco, estuvo en Felanitx, Porreres, Santanyí y Vilafranca. Todos ellos llevaban camisetas con la imagen de Said y se entrevistaron con vecinos de la zona, por si sabían algo del magrebí desaparecido. «No pararemos hasta dar con él, han pasado ya cuatro meses desde que fue visto por última vez y está muy claro que no se fue voluntariamente. Dejó el dinero, el pasaporte, su ropa y sus pertenencias en mi casa», contó Bouchra, su hermana, que reside en Palma y que lo había acogido en su domicilio.

Said, de 32 años y natural de Rabat, llevaba años en Mallorca y trabajaba en la hostelería, como pinche de cocina. Últimamente había sido contratado como albañil y el último día que fue visto, el 15 de junio, su jefe lo dejó en un bar de Pere Garau. Se casaba este verano en su país y había enviado 600 euros a su madre, en Rabat, para la boda. El Grupo de Homicidios mantiene abiertas varias líneas de investigación y continúa con la búsqueda de Said.

Noticias relacionadas