A la izquierda, la acusada durante los días en que se buscaba a Gabriel; a la derecha, sentada en el banquillo de la Audiencia Provincial de Almería. | Efe

14

La autora confesa de la muerte de Gabriel Cruz, Ana Julia Quezada, se ha personado en el Palacio de Justicia de Almería escoltada por la Policía Nacional con un vistoso cambio de look, que no ha pasado desapercibido.

Del voluminoso pelo rizado -con el que apareció por los medios de comunicación los días que el pequeño Gabriel Cruz estuvo desaparecido-, ha pasado a un alisado casi de peluquería.

Tampoco ha querido vestir sudadera, ni pantalones vaqueros. En lugar de ello, americana azul sobre un top blanco, a juego con los pantalones.

Noticias relacionadas

Ana Julia Quezada se enfrenta a la pena de prisión permanente revisable por un delito de asesinato, así como -según pide la Fiscalía- diez años más de cárcel por sendos delitos de lesiones psíquicas a los padres del menor.