La Policía Local de Andratx y la Guardia Civil, en la casa donde ocurrió el atraco. | Michel's

10

Un ajuste de cuentas es la principal hipótesis que barajan los investigadores sobre el motivo del asalto en un chalet del Port d’Andratx que tuvo lugar la noche del pasado lunes. Cuatro encapuchados irrumpieron a las 23.00 horas en la vivienda y agredieron a la propietaria para después huir con joyas y dinero en efectivo.

En principio queda descartado que detrás del suceso esté la misma banda que lleva actuando desde principio de verano en los municipios de Calvià y Andratx y que mantiene en alerta a los fuerzas de seguridad de ambas localidades.

El chalet, dada su ubicación, una de la zonas con el metro cuadrado más caro de Europa, está repleto de cámaras. Aún así no han arrojado pistas relevantes, ya que los delincuentes llevaban el rostro tapado.

La inquilina de la vivienda, de nacionalidad rusa y que fue maniatada y golpeada por los delincuentes, tuvo que ser hospitalizada debido a las heridas. La asistenta, también rusa y que fue obligada a guardar silencio, fue quien avisó a emergencias en un descuido de los asaltantes.

Noticias relacionadas

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Calvià estrecha el cerco sobre un caso que ha causado cierta conmoción en el Port.