Las aeronaves se incendiaron al colisionar contra el suelo. | Yolanda Romero

14

Al menos dos de las siete víctimas del accidente aéreo que tuvo lugar el pasado domingo en Inca murieron tras incendiarse la aerononave al caer a tierra. Los ocupantes del ultraligero sobrevivieron en un primer momento al impacto contra el suelo, pero se vieron envueltos entre las llamas del incendio que se declaró tras la explosión.

Fuentes de la investigación explicaron este martes que los procesos para identificar los cadáveres se han agilizado. España es uno de los países de Europa en los que más rápido se realizan las identificaciones de cuerpos en accidentes con múltiples víctimas.

Por otro lado, agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil finalizaron este martes la toma de declaraciones a testigos del trágico accidente aéreo que costó la vida a siete personas el pasado domingo en Inca. Un total de 17 personas fueron interrogadas por la Benemérita con el objetivo de intentar aclarar qué sucedió para que un ultraligero y un helicóptero acabaran colisionando en el aire en las proximidades del Camí Vell de Costitx.

Los testigos son vecinos de la zona que, algunos de ellos, presenciaron la colisión en directo. Con el testimonio de los interrogados, los investigadores tratan de reconstruir los últimos momentos de las aeronaves antes de colisionar. Efectivos de la Comisión de Investigación de Accidentes Aéreos del Ministerio de Fomento desplazados a la Isla para estudiar las posibles causas del accidente abandonaron este martes la Isla. Durante más de 24 horas estuvieron recopilando las piezas de las aeronaves que quedaron esparcidas por varias parcelas del Camí Vell.

Noticias relacionadas