La criatura cayó a la piscina mientras los padres dormían a pocos metros. | Julio Bastida

4

Un bebé de 19 meses ha sido ingresado este sábado en Son Espases tras caer a la piscina de un hotel de Palma tras un descuido de sus padres.

La familia, de nacionalidad holandesa, se encontraba a primera hora de la mañana en la terraza del hotel, situado en la calle Margaluz, en la zona de Sant Agustí. Al parecer, tanto el padre como la madre se han quedado dormidos y el bebé, gateando, ha llegado hasta la piscina, cayendo al agua.

Una clienta del hotel ha visto la escena y ha podido sacar al niño del agua. Según fuentes presenciales, ha sido la propia madre quien le ha practicado el 'boca a boca', tras ser despertada por trabajadores del hotel.

Al lugar de los hechos han acudido dos ambulancias del SAMU, Policía Local y Policía Nacional. Los efectivos sanitarios le han atendido, logrando estabilizar sus constantes vitales. Posteriormente ha quedado ingresado en Son Espases.

La calle donde se ubica el hotel es muy estrecha, por lo que se ha tenido que cerrar al tráfico mientras el equipo médico atendía a la criatura.