La Policía Local tuvo que impedir que los jóvenes cortaran la calle para salir a beber o pelearse. | Michel's

41

El Port d’Andratx se está convirtiendo en el embrión de la más ‘salvaje’ Punta Ballena. La carretera del puerto, lugar donde se encuentra ubicada una polémica discoteca, se ha convertido en el centro neurálgico de peleas, gritos y otros altercados derivados del consumo de alcohol y drogas.

En la madrugada de este jueves, en torno a las 04.12 horas, agentes de la Policía Local de Andratx tuvieron que acudir de urgencia al ser alertados de que frente a una discoteca del lugar se había iniciado una pelea entre un grupo de jóvenes. A su llegada, los efectivos policiales localizaron a uno de los chicos con la cara totalmente ensangrentada.

Rápidamente, una ambulancia medicalizada del SAMU-061 se personó en el lugar y atendió al herido. Todo apunta a que unos chicos, tras una discusión banal, le reventaron un vaso de cristal en la cara. El herido tuvo que ser trasladado al hospital para ser atendido. Los policías identificaron a los agresores y en breve serán sancionados por alteración del orden público.

Del mismo modo, los funcionarios policiales también sancionaron a cuatro personas por orinar en la calle y tuvieron que permanecer en la conflictiva zona para impedir que una multitud de jóvenes cortasen la circulación de la calle. La Policía Local también sancionó a varios conductores que al salir de la discoteca fueron ‘cazados’ en estado ebrio.

Los vecinos están indignados: «El Ajuntament, no sabemos bien los motivos, no hace nada. Llevamos meses sin dormir. Jóvenes que orinan en nuestros portales y hay peleas e insultos. Tomaremos medidas», apuntan.