Detenida una pareja en Palma tras agredir a sus hijas por no ponerse el velo

| | Palma |

Valorar:
preload
El arresto de la pareja fue practicado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía el pasado lunes.

El arresto de la pareja fue practicado por agentes del Cuerpo Nacional de Policía el pasado lunes.

13-08-2019 | A. Sepúlveda

Una pareja de nacionalidad guineana ha sido detenida en Palma acusada de agredir a sus hijas pequeñas porque no quieren llevar el velo ni practicar la religión musulmana.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron el pasado lunes al arresto de un matrimonio musulmán por los delitos de malos tratos en el ámbito familiar, maltrato infantil y lesiones.

Hace unos días, los educadores y el personal facultativo del PAC de Escola Graduada de Palma dieron las primeras señales de alarma. Acto seguido, técnicos del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) emitieron un contundente informe y los hechos fueron puestos en conocimiento de las autoridades judiciales y de la Policía Nacional.

Ambas menores, de 12 y 14 años, presentaban signos de haber sido agredidas. Además, una de las víctimas reconoció ante los educadores y técnicos las continuas agresiones recibidas por parte de su padre, así como la permisividad de su madre por negarse a llevar el velo y practicar la religión musulmana.

Una de las menores presentaba heridas en la espalda. Resulta que, según fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora, el padre utilizaba el cable del cargador del teléfono, e incluso su propio cinturón, para dar latigazos a las pequeñas y enseñarles a ir «por el camino correcto». Las hijas declararon que su progenitor siempre les decía que «tenéis que llevar el velo y la vestimenta como vuestra madre». Cuando éstas se negaban, el padre se enfurecía y daban comienzo las agresiones. La madre, que presenciaba esta violencia, no hacía nada para tratar de detener al marido.

Del mismo modo, las investigaciones y las testificales de las menores apuntan a que la pareja ya tenía todo preparado para que, en cuestión de meses, una de las niñas viajara hasta Guinea, donde debería contraer matrimonio con un hombre, tal y como habían pactado las familias. El matrimonio fue puesto este martes a disposición judicial.

Declaración de las menores

Las menores, de 12 y 14 años, prestaron declaración en sede policial, judicial y ante los educadores sociales. Su relato siempre fue estructurado y no entraron en contradicciones.

Las menores sostienen que para su padre es «muy importante la religión musulmana y que las mujeres lleven el velo». El hiyab es considerado por los musulmanes como el símbolo de religión y feminidad. Este velo oculta el cabello, las orejas y el cuello de las mujeres. Su tamaño y color depende de las costumbres de cada comunidad o país.