Imagen de uno de los homenajes realizados estos años a los guardias civiles asesinados en Palmanova por ETA. | J. Rosselló

7

Este martes 30 de julio se cumplen diez años del atentado de Palmanova en el que fallecieron dos guardias civiles. Este fue el último atentado mortal en España, en el que ETA mató a Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá con una bomba lapa adosada a su automóvil frente al cuartel de Palmanova, en el municipio de Calviá.

Con motivo de esta fecha este martes se recordará a las víctimas con diversas acciones. Por la mañana, a las 10.00 horas, la Corporación Municipal de Calvià y la Guardia Civil llevarán a cabo un acto en la calle Diego Salvá de Palmanova donde el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez Badal, dirigirá unas palabras; acto seguido se guardará un minuto de silencio y se realizará una ofrenda.

Por la tarde, a las 20.00 horas, la familia de Diego Salvá ha organizado una misa en la catedral de Mallorca. Será una ceremonia religiosa al margen de los actos oficiales convocados por la Guardia Civil.