Al llegar al aeropuerto de Ibiza la tripulación solicitó asistencia policial. | ARCHIVO

1

Alrededor de 30 pasajeros de un vuelo de Ryanair entre Edimburgo e Ibiza protagonizaron escenas «violentas» e «intimidatorias» durante el trayecto, según ha publicado el diario británico Daily Mirror.

Según se describe en el rotativo, la tripulación tuvo que solicitar asistencia policial nada más llegar a Ibiza debido al comportamiento de estas personas, en estado ebrio y que viajaban a la Isla para celebrar una despedida.

Los hechos tuvieron lugar el pasado 10 de julio. En el relato, se destaca que uno de los ocupantes fue «agresivo» verbalmente con la tripulación y otro pretendió bajarse del avión durante el vuelo.