La Guardia Civil estaba volcada este martes en la detención del autor del disparo. | A. Sepúlveda

0

Una mujer resultó herida de pronóstico reservado este martes por la tarde tras recibir en un brazo el disparo de un rifle mientras tomaba el sol en la terraza de una finca de Montuïri. La Policía Judicial de la Guardia Civil estaba al cierre de esta edición volcada en la localización del sospechoso, que podría ser una expareja de la señora.

Los hechos ocurrieron cuando la mujer estaba relajada en la terraza y de repente escuchó un disparo y el proyectil le alcanzó en un brazo. Los equipos de emergencia fueron movilizados. La mujer estaba estable, pero fue evacuada hasta el hospital de Son Espases para ser atendida de la herida de bala.

La Policía Judicial se hizo cargo de la investigación y todas las sospechas se encaminaron a localizar a la expareja de la señora, ya que los agentes sospechaban que podría ser el autor del ataque.

La Guardia Civil acudió a la vivienda donde reside el varón y lo buscó en algunos lugares que frecuenta, pero al cierre de esta edición no había constancia de la detención. Los funcionarios también se entrevistaron con vecinos de la finca por si alguno había visto u oído algo extraño. Asimismo, tenían previsto pedir las cámaras de tráfico para comprobar qué vehículos habían circulado por ese tramo.

Vigilancia

Al tratarse supuestamente de una víctima de violencia de género, la Guardia Civil montó ayer tarde un dispositivo de vigilancia en Son Espases. Se considera a la mujer en situación de «riesgo extremo». Esta protección se mantendrá hasta que no se haya detenido al sospechoso o aclarado quién disparó. El arma utilizada parece ser un rifle. Para acercarse a la terraza, el atacante tenía que conocer la vivienda.