La Policía Nacional y la Policía Local están buscando a los autores | Alejandro Sepúlveda

Un hombre que viajó a Palma para asistir a una boda y que en la noche de este sábado salió por el paseo Marítimo fue apaleado brutalmente y sin motivo alguno por seis jóvenes con los que se cruzó. La Policía Nacional y la Policía Local están buscando a los autores.

Los hechos ocurrieron cuando el varón, de una cuarentena de años, caminaba junto a los barcos amarrados, al lado del carril bici y pasó junto a un grupo de seis jóvenes.

Paliza

Según constaron testigos presenciales, los chicos se abalanzaron sobre él sin que mediara discusión o provocación alguna y le propinaron una auténtica paliza. La víctima, entre puñetazos y patadas, se desplomó en el suelo, sangrando, y perdió el conocimiento. Fue entonces cuando los agresores se dieron a la fuga corriendo.

Algunas personas que escucharon los gritos o presenciaron parte de la agresión pidieron ayuda a través de sus teléfonos móviles y hasta el Paseo Marítimo se desplazó una ambulancia, así como una patrulla de la Policía Local que se encontraba en las inmediaciones. El hombre tenía la cara desfigurada por los golpes que había recibido y no podía ponerse en pie. Tampoco veía porque tenía los ojos hinchados. Repitió que había sido atacado sin motivo alguno y se encontraba en estado de shock.

El médico que lo atendió lo envió al hospital de Son Espases para que fuera atendido de las lesiones y le realizaran pruebas para comprobar el alcance de los golpes que presentaba en la cabeza.

De forma paralela, la policía se puso en contacto con los testigos y recabó datos sobre los seis sospechosos, que tenían unos 18 años. Los agentes comprobarán las cámaras de la zona para identificarlos.