Siete detenidos por estafar a hoteles de Baleares

| Palma |

Valorar:

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a siete personas acusadas de estafar a hoteles de lujo de Baleares cargando el pago de servicios VIP a números de tarjetas de crédito que habían obtenido a través de la 'deep web'.

Según ha informado la Jefatura Superior de la Policía Nacional de Baleares en una nota de prensa, la operación se ha llevado a cabo por agentes de Ibiza en colaboración con efectivos de la Policía en Valencia.

La Policía sospecha que hay 15 personas implicadas, tanto hombres como mujeres. El grupo estaba asentado en la Comunidad Valenciana, si bien se movía de forma itinerante entre Mallorca, Ibiza y la Península.

Además de los siete detenidos, otras seis personas están siendo investigadas y se han emitido dos órdenes de búsqueda y captura para otros dos integrantes del grupo que no han sido localizados.

Según la Policía, al mando de este grupo se encontraba un individuo de nacionalidad ucraniana, en situación de asilo político. Cuando comenzaron las estafas, era menor de edad. Esta persona era la encargada de interactuar con las personas a estafar.

La investigación se inició en agosto de 2018 por parte de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), que detectó un grupo de individuos jóvenes de diversas nacionalidades -ucraniana, española y keniata, entre otras- que se alojaban en hoteles y solicitaban todo tipo de servicios VIP. Cargaban el pago a titulares de tarjetas bancarias que se encontraban en países como Canadá, Rusia o Noruega.

Según la Policía, el grupo conseguía numeraciones de tarjetas de crédito a través de la 'deep web' es decir, una parte de Internet no indexada por los principales motores de búsqueda de la red y que es utilizada por muchos ciberdelincuentes para no ser detectados.

Una vez en los hoteles, los detenidos se hacían pasar por personas con alto poder adquisitivo y realizaban los pagos mediante autorizaciones que se enviaban al establecimiento mediante un correo electrónico. Lo acompañaban de fotografías de documentación falsa y de tarjetas de crédito y débito en las que colocaban la numeración, con lo que conseguían que el personal del hotel creyera que se trataba de autorizaciones de pago reales.

Sin embargo, transcurrido un tiempo los verdaderos titulares de las tarjetas detectaban los cobros, así como los servicios antifraude de los bancos. Para cuando la reclamación llegaba al hotel, los delincuentes ya se habían alojado en otro y repetían el ciclo con nuevos números.

Según la Policía, el grupo exhibía su modo de vida en redes sociales, donde colgaban fotos en las discotecas y hoteles en los que estafaban, así como multitud de videos en los que se les veía con botellas de champán y otras bebidas. Se estima que la cantidad defraudada superaría los 70.000 euros.

Concretamente, en Ibiza se alojaron en un hotel de lujo donde dejaron una factura por importe de 20.000 euros, alquilaron vehículos a 90 euros la hora por importe de 5.500 euros o pasaron la noche en una discoteca de la isla donde tomaron consumiciones por importe de 12.500 euros.

Para desplazarse entre los distinguidos lugares e islas, utilizaban los ferrys comunes, donde presuntamente han estafado la cantidad de casi 7.000 euros.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.