El hombre se durmió junto a la piscina de Son Hugo. | JOAN LLADO

11

En la noche del jueves al viernes pasado, un hombre se coló en las instalaciones del polideportivo municipal de Son Hugo, en Palma, y fue descubierto por la mañana durmiendo junto a la piscina. La policía se lo llevó para identificarlo.

Las instalaciones deportivas cierran a las 22.30 horas y antes el operario de guardia revisa los vestuarios, las gradas y la piscina, para asegurarse de que no queda nadie en el interior. Es el protocolo habitual, a pesar de que Son Hugo, a diferencia de otros centros municipales, no cuenta con vigilancia privada.

Esa noche no se detectó nada extraño, pero al parecer un desconocido entró de madrugada por una puerta del exterior, que da a la gradas. Ese acceso es un «punto ciego», no está controlado por la alarma. A las seis de la mañana, los encargados de la limpieza regresan a las instalaciones y poco después fue cuando se descubrió al hombre durmiendo, junto a la piscina.

El individuo se encontraba aturdido, aunque no está claro si iba bebido o drogado. Desde el polideportivo se dio aviso a la policía, que envió una patrulla a Son Hugo y retuvo al sospechoso. En los primeros momentos no se sabía si había robado algo del interior, pero este extremo se descartó posteriormente. El hombre fue trasladado a las dependencias policiales para ser identificado.

A raíz del incidente se ha reforzado la seguridad en el polideportivo y se ha solicitado al personal de noche que extreme las precauciones para que todos los accesos al interior queden correctamente cerrados.