Agentes del Cuerpo Nacional de Policía se han hecho cargo de la investigación de la violenta agresión.

13

Los dos neonazis detenidos el pasado sábado por agredir de forma brutal a un portero del Megapark han ingresado en prisión preventiva en la cárcel de Palma. Tras ser arrestados, fueron puestos a disposición judicial y el juez les envió a prisión.

Agentes de la Policía Local de Palma detuvieron el pasado sábado a dos alemanes, de 21 y 22 años, de ideología presuntamente neonazi, por propinar una brutal paliza a un portero de raza negra en el Megapark. Los hechos sucedieron sobre las 21.30 horas en el conocido complejo ubicado en la primera línea de la Platja de Palma. Según las primeras investigaciones, la sala del 092 alertó a sus unidades policiales que se estaba registrando una pelea y que uno de los informantes les comunicaba que había una persona inconsciente en el suelo.

A su llegada, los policías se entrevistaron con el personal de seguridad que tenían retenidas a dos personas. Según su relato, corroborado por numerosos testigos, los alemanes, sin mediar palabra alguna, se dirigieron a uno de los porteros de origen africano, de 44 años de edad, y comenzaron a propinarle patadas y puñetazos hasta dejarlo tendido en el suelo.

El resto de los vigilantes, al detectar la agresión, acudieron en auxilio de su compañero y con el uso de la fuerza estrictamente necesaria los redujeron hasta la llegada de la policía. Los agentes les incautaron dos protectores bucales y el móvil, donde había muchas fotografías del Ku Klux Klan y esvásticas.

Noticias relacionadas

Mientras se estaba procediendo a la detención, un grupo de alemanes que estaba en el local comenzaron a insultar a sus compatriotas y explicaron a la fuerza actuante que los arrestados eran integrantes de un grupo de ultras radicales del conocido equipo de fútbol del Leipzig.

Se trata de una rama de la afición que son extremadamente violentos. Los turistas no cesaban de gritarles: «Nazis, ultras fuera de aquí». La víctima fue trasladada de urgencia en una ambulancia del SAMU061 hasta el hospital de Son Espases debido a las graves lesiones. El último parte médico facilitado al que ha tenido acceso Ultima Hora refleja que el paciente sufre una contusión medular cervical severa y que no tiene movilidad en la parte izquierda del cuerpo.

Turistas

Nada más producirse la violenta agresión, el sentir generalizado de los turistas germanos que se encontraban en el establecimiento de ocio era unánime. «Esta gente no representa a nuestro país. Son ultras radicales del Leipzig, un equipo de fútbol que tienen un grupo de violentos, especialmente integrados por gente joven, que sólo busca pelea. Son neonazis». Algunos de los turistas se ofrecieron declarar como testigos ante la Policía Local y CNP.