Barcelona

Unos 100 repartidores se concentran ante Glovo en Barcelona por la muerte de un compañero

| Barcelona |

Valorar:
preload
Cerca de 100 repartidores se han concentrado este lunes 27 de mayo ante la sede principal de Glovo en Barcelona.

Cerca de 100 repartidores se han concentrado este lunes 27 de mayo ante la sede principal de Glovo en Barcelona.

27-05-2019 | ALBERT GEA

Cerca de 100 repartidores se han concentrado este lunes 27 de mayo ante la sede principal de Glovo en Barcelona para protestar por la muerte de un compañero el sábado por la noche con su bicicleta, en un accidente de tráfico con un camión de basura implicado.

Los concentrados por segundo día consecutivo, convocados por Riders por Derechos, han llegado a la sede de Glovo en la calle Pujades en torno a las 12,00 horas, y se la han encontrado cerrada.

La concentración ha empezado sin incidentes y cerca de las 13.00 horas algunos 'riders' han prendido fuego a una de las mochilas de la compañía en el cruce entre las calles Pujades y Àlaba, por lo que ambas han quedado cortadas. Minutos más tarde, algunos concentrados han quemado dos neumáticos en el mismo lugar mientras ocupaban la calle, y después han prendido fuego a otras dos mochilas y a varias cajas.

Un grupo de manifestantes también ha tirado decenas de huevos y tomates a la fachada de la sede, momento en que se han acercado los Mossos d'Esquadra para pacificar la situación tras una discusión.

Desde el inicio de la concentración ha habido dos dotaciones de la Brimo, que no han intervenido, y también ha llegado una dotación de los Bomberos. A las 13,30 horas y después de que los bomberos apagaran el fuego, la calle ha recuperado la circulación y la concentración se ha ido disolviendo.

El portavoz de Riders por Derechos Dani Gutiérrez ha declarado a los periodistas que la empresa debería trabajar para prevenir los riesgos laborales --por ejemplo con chalecos reflectantes--, pagar las bajas y los seguros médicos: «Solo pedimos que cumplan la ley».
Los 'riders' sospechan que la persona que murió el sábado es un 'rider' que no tenía papeles, y que podía estar trabajando con una cuenta alquilada a otro trabajador.

«Llevábamos tiempo diciendo que pasaría. No se entiende que una empresa de miles de repartidores dedique cero euros a prevención de riesgos laborales, cursos de formación en seguridad vial e indumentaria de seguridad», y ha añadido que los repartidores tienen que ir al límite para ganarse la vida.

Riders por Derechos se está planteando emprender acciones legales contra Glovo por este accidente.

Por su parte, miembros de la Asociación Autónoma de Riders han sostenido que Glovo les obliga a trabajar de una manera peligrosa porque «tienen que hacer malabares» para llegar a un objetivo o el sistema de la compañía les penaliza con menos horas, según él.
También han criticado que los repartidores no tienen interlocutor con la compañía, a la que se dirigen por vía mail o chat: «No podemos venir a quejarnos aquí porque nos echan».

Reacción de Glovo

Glovo, la plataforma digital de reparto, ha afirmado que el repartidor atropellado no era colaborador de la compañía, ha informado en un comunicado este lunes.

La compañía ha declarado que el hecho de que el repartidor fallecido llevara una mochila de Glovo «hace suponer» que pudiera estar utilizando la cuenta de un tercero.

Además, la empresa de reparto ha anunciado que, a pesar de que el repartidor no era de Glovo, asumirá «todos los gastos equivalentes a los que hubiera cubierto el seguro privado con el que cuentan los repartidores de la plataforma».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Vaya tela
Hace 8 meses

Estoy contigo k3 ....hemos llegado a esto por ahorranrns 4 duros sin pensar en lo precariedad laboral ,es legal trabajar en globo bajo esas condiciones? Si.hay muchos más sectores en la misma situación que por ser o querer ir de lo que no somos no pensamos en la consecuencias de los demás

Valoración:-1menosmas

k3
Hace 8 meses

Sigo sin entender de que culpan a la empresa. Si no les gusta, que se vayan a otra. Y encima algunos siendo ilegales, protestando. Vamos, es para alucinar.

Valoración:-4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1