El comandante José Domingo.

La Guardia Civil de Mallorca llora la muerte de uno de sus mejores mandos: el comandante José Domingo, jefe de la Agrupación de Tráfico.

En los últimos meses, una enfermedad minó su salud, aunque él nunca perdió la esperanza de recuperarse y dio una lección de entereza a sus compañeros y amigos. Este viernes por la tarde, falleció en Palma, a los 42 años de edad. Deja esposa y dos hijos.

Domingo fue uno de los comandantes más jóvenes de España y su ascenso en la Benemérita había sido meteórico. Destacaba por su carácter afable y su gran inteligencia y sus amigos recuerdan que era «muy humano y cercano en el trato».

Sus conocimientos en materia de tráfico eran amplísimos y pese a ser un alto mando, en cuando acontecía un accidente solía acudir al lugar para supervisar la investigación. Se va un auténtico caballero.