Imagen de archivo de una ambulancia en Urgencias del hospital de Son Llàtzer. | T. Ayuga

4

Un hombre ha sido condenado a una multa de 2.160 euros por tocar un pecho a una auxiliar de enfermería del hospital de Son Llàtzer en el año 2018. El acusado, de nacionalidad española, deberá indemnizar a la perjudicada con 200 euros por los daños morales ocasionados.

Los hechos declarado probados por un juzgado de Instrucción de Palma ocurrieron el día 2 de marzo del año pasado. El hombre se encontraba ingresado en la unidad de corta estancia del hospital de Son Llàtzer. Ocupaba una cama situada en la habitación número 3.

La auxiliar de enfermería acudió a la habitación del paciente, alrededor de las once de la mañana, para proceder a monitorizarle las constantes vitales.

El acusado, tumbado sobre la cama, aprovechó que la mujer se inclinó y aproximó para colocarle los electrodos en el tórax y le tocó el pecho derecho. La sentencia indica que se lo pellizcó «en tres ocasiones». La jueza considera que los hechos son constitutivos de un delito de abusos sexuales e impone al hombre una multa de 12 meses a razón de seis euros diarios. La sentencia es firme tras haber sido notificada a las partes de forma verbal.