Antoni Suárez negó ante el juez cualquier tipo de irregularidad. | A. Sepúlveda

8

El juez archiva la investigación al inspector jefe de la Policía Nacional, Antonio Suárez, que fue acusado por La Guapi y el marido de ésta de cobrar sobornos. Tanto el fiscal como el instructor, Juan Manuel Sobrino, entienden que no existen indicios suficientes para mantener los cargos en su contra.

En el auto del juzgado se recuerda que Suárez apareció en las investigaciones con la causa ya avanzada. Las diligencias se abrieron ante los indicios de que otro antiguo mando policial, el comisario Antoni Cerdà, podría haber cobrado dinero de los clanes de Son Banya. En esa investigación se tomó declaración a la hija de ‘La Paca’ y al marido de ésta, un antiguo teniente del Ejército que fueron quienes aludieron a Suárez. ‘La Guapi’ llegó a declarar que tenía una grabación que lo demostraba y aseguró al juez que se la iba a entregar. Meses después no existe rastro alguno de ese documento. Sin ella, el fiscal y el juez del caso entienden que no existen indicios contra Suárez. El instructor señala además que no queda ninguna prueba que practicar en torno al inspector jefe y acuerda el sobreseimiento de las actuaciones para él.

La defensa de Suárez, a cargo del abogado Josep Zaforteza, había solicitado el archivo de las actuaciones antes de Navidades. En esta ocasión, la Fiscalía no se opuso a la medida.
La decisión en torno al inspector jefe de la unidad contra las drogas y el crimen organizado deja al comisario jubilado, Antoni Cerdà como único investigado. La Fiscalía debe pronunciarse sobre una petición de archivo.