El acusado, en una sala de Vía Alemania. | Juan P. Martínez

5

Un hombre fue condenado por un juzgado de Palma a seis meses de prisión por un delito de estafa al no devolver a una anciana 1.185 euros que previamente le había pedido prestados.

Los hechos, según relata el Ministerio Público, ocurrieron en junio de 2016. El hombre, de 37 años de edad, mantenía con la mujer, ya jubilada, una relación de confianza. El día 2 del citado mes, cuando paseaban por las inmediaciones de una entidad bancaria de Llucmajor, le pidió que le prestase 1.000 euros. La víctima no lo dudo y accedió a facilitarle dicha cantidad.

Días antes también le reclamó 185 euros para hacer frente a los gastos de limpieza de su vivienda. La mujer también se los dejó. Tras varios intentos de la perjudicada para que el acusado se los devolviese, tal y como se había comprometido, decidió denunciar.