Caso Cursach

El juez ordena devolver los móviles de los periodistas de Europa Press y Diario de Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
Un cámara en la entrada de la sede de Europa Press durante los registros.

Un cámara en la entrada de la sede de Europa Press durante los registros.

A. Sepúlveda

El juez instructor del caso Cursach, Miguel Florit, ha ordenado la devolución de los móviles y demás material incautado a los periodistas de Europa Press y Diario de Mallorca, Blanca Pou y Francisco Mestre, así como en la delegación de Baleares de la agencia de noticias.

No obstante, los periodistas han solicitado que se les cite para la devolución de los objetos, dos teléfonos móviles y dos ordenadores corporativos, y se les notifique en debida forma la resolución para su devolución.

En el escrito, presentado ante el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, también se pide que se les informe por escrito sobre «el lugar o lugares» donde han estado los dispositivos, «las personas que han tenido acceso a los mismos» y sobre la «realización o no» de cualquier «apertura, examen, inspección, registro, copia o manipulación» de los mismos.

Asimismo, piden que en el caso de que se hayan extraído, copiado o examinados datos, se les informe por escrito acerca de qué datos han sido y en qué lugar se han almacenado.

Europa Press y Diario de Mallorca, junto a los dos periodistas afectados han presentado una querella en el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) contra Florit que fue quien ordenó la incautación de teléfonos móviles de estos profesionales, en el marco de una investigación relacionada con el caso Cursach, con el objeto de determinar el origen de una información periodística.

La querella considera que el auto de Florit constituye «un ataque letal a una de las normas esenciales para el desarrollo de la vida en democracia» y que se ha producido una conculcación del secreto profesional del periodista «disparatada e insólita».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

No son dioses
Hace un año

Era de esperar que los medios de comunicación se volcaran contra el juez Florit. Sentar un precedente de intervención de medios a un periodista sentaba un mal precedente, contra el que había que lanzar órdagos para matar moscas a cañonazos, por si acaso a otro juez se le ocurría semejante idea de nuevo. Ahí está la querella, claro. El problema es que el periodismo se cree intocable, como los Dioses. Ese cuarto poder en la sombra que siempre maneja a los políticos a su antojo y que esta vez se vio amenazado. Pero yo ya os adelanto que así como hubo policías y jueces que se creyeron intocables y, antes de ellos en ese mismo estatus fueren algunos ministros creídos en él y cayeron en desonra pública sin remedio, también un día aquellos periodistas que hicieron mala praxis, que crucificaron a personas y condenaron a otras sólo manchando con tinta tergiversada un papel ahora apantallado para ganar adeptos populistas o prestigio inmerecido, dejarán de ser dioses.

Valoración:13menosmas

Censurado
Hace un año

Los teléfonos y ordenadores son devueltos a sus legítimos dueños después de examinar la información que éstos contenían supongo. Si un juez no puede hacer éso ¿Quién puede?

Valoración:7menosmas

Indignada
Hace un año

Yo tambien quiero saber si en algun momento han estado fuera de vigilància. Si el policia que lo custodiaba todo se ha ausentado en algún momento por alguna indisposición fisica

Valoración:9menosmas

Joan
Hace un año

La inadmisible presión ejercida sobre el Juez y el fiscal ha dado sus frutos.

Valoración:33menosmas

Carlos
Hace un año

Excelente jugada del juez. Lo del telefono sólo ha sido el cebo para saber quienes han sido. Ahora que ya se han asustado y han cantado los devuelve sin necesidad de haberlos mirado y sin vulnerar ninguna ley.

Valoración:41menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1