5

Un hombre de 73 años reconoció este viernes en un juzgado de lo Penal que en 2017 mostró su pene a una niña de once años en Palma con el propósito de satisfacer su deseo sexual.

El jubilado se conformó con una pena de multa de doce meses con una cuota diaria de dos euros. Además, la jueza le prohibe acercarse a la menor a menos de 50 metros durante 16 meses.

El suceso juzgado en Vía Alemania se remonta al 10 de octubre de 2017. El procesado, con ánimo libidinoso, se acercó a la menor de once años y entabló una conversación con ella ofreciéndole caramelos. En ese momento, y ante la sorpresa de la niña, le mostró su órgano genital.

En un primer momento, la Fiscalía pedía para el jubilado, de nacionalidad española, una pena de ocho meses de prisión. La fiscal, antes de celebrarse la vista, rebajó su petición a una multa y el acusado dio el visto bueno.