0

Un joven de Palma ha aceptado dos años de cárcel por manosear a su exnovia entre abril y junio de 2016, cuando él tenía 18 años y ella 13. Estará bajo libertad vigilada durante tres años, deberá indemnizar a la menor con 2.000 euros y deberá mantenerse alejado de ella durante cinco años.

Según ha quedado probado, habían estado saliendo hasta junio de 2015. Pero, tras cortar, la sometió a tocamientos -manoseo de pechos, trasero, piernas y genitales, tanto por encima como por debajo de la ropa- a su expareja, a pesar de su negativa reiterada.

En relación a si se suspende o no la condena de dos años de cárcel, la Sala todavía no se ha pronunciado pues no ha habido acuerdo en este sentido, tras la oposición de la Fiscalía a que se le condonase la pena a cambio de no delinquir.

Sin embargo, el padre de la víctima, que ha declarado en la vista, ha manifestado que prefiere que el joven no vaya a la cárcel «y se pueda reinsertar y tener otra oportunidad».

Actualmente, el procesado también está en un programa de Proyecto Hombre. Asimismo, cuenta con antecedentes de otra naturaleza.