0

El reciente asesinato de seis personas en Japón, entre ellas una menor de siete años, fue atribuido en las pesquisas policiales a un caso de violencia doméstica, informaron medios locales.

Los cadáveres fueron localizados el lunes dentro de una vivienda de la prefectura de Miyazaki, en el suroeste de Japón, y las indagaciones han revelado indicios que apuntan a que el responsable fue un hombre que se suicidó y cuyo cadáver apareció posteriormente.

De acuerdo con la agencia local Kyodo, las sospechas apuntan a Masahiro Iihoshi, de 42 años, quien supuestamente asesinó a su esposa Mikiko, de 41 años, a un hijo de ambos de 21 y a una hija de 7.

También fueron asesinados el padre y la madre de la esposa, así como un vecino que se presentó en el hogar. Algunos presentaban heridas de arma blanca y otros señales de haber sido estrangulados.

El presunto asesino tenía problemas con su mujer, según fuentes policiales.

Su cadáver apareció luego a unos 3 kilómetros del lugar de los hechos, con señales que apuntan a un suicidio.