El crimen ocurrió en la cafetería La Créme de Marrakech.

3

La Audiencia Nacional ha ordenado la extradición de un hombre detenido en un hotel de Calvià por su presunta implicación en un crimen en Marrakech (Marruecos), en noviembre de 2017. La Sala de lo Penal le atribuye un delito de encubrimiento, que está castigado con penas de 6 meses a 3 años de prisión.

El sospechoso, de 33 años y en la cárcel de Palma desde finales del pasado agosto, formaría parte de una organización criminal llamada Gwenette Martha. La banda habría decidido matar al jefe de otro grupo criminal rival por haberse apoderado supuestamente de una partida de 200 kilos de cocaína.

El asesinato ocurrió la noche del 2 de noviembre. Dos hombres que circulaban en una moto Yamaha T-Max irrumpieron en la cafetería La Créme, en el lujoso barrio de Hivernage, a las ocho de la tarde. Uno de ellos entró en el local y disparó doce balas por la espalda a un estudiante de medicina. Nueve tiros en la cabeza y tres en el tórax. Una chica sufrió un disparo en el vientre y un joven recibió un tiro en el muslo derecho. Los autores se confundieron de objetivo. El hombre al que tenían que matar era el propietario del establecimiento.

El detenido en Calvià habría contratado a un tercero para que limpiara la casa en la que se hospedaron los dos sicarios. Por ese encargo le habría pagardo 5.000 euros.

Un tribunal ha estimado la petición del abogado Carlos Barceló y ha sustituido los cargos por complicidad en asesinato, otro en grado de tentativa y grupo criminal, que podrían llevar aparejada la pena de muerte o cadena perpetua, por el de encubrimiento.