Carlos García Roldán, en el centro, en un hotel de Magaluf. | Redacción Sucesos

La pareja del cerebro de la estafa inmobiliaria en Mallorca estuvo dada de alta en la empresa Promociones Lujo Casa Baleares SL durante un año. Nunca trabajó. Sin embargo, recibió hasta cinco ingresos en su cuenta bancaria por importe de 6.850 euros. La joven, de 24 años y nacionalidad colombiana, está investigada por un delito de blanqueo de capitales y otro de pertenencia a grupo criminal.

La mujer explicó a los agentes de la Policía Judicial de Algaida que Carlos García Roldán, español de 46 años, se refugió en la casa de la abuela de ella en Buga, Colombia. La ciudad es conocida por la basílica del Señor de los Milagros, a la que acuden peregrinos de todo el mundo.

Antes de marcharse, el líder del mayor fraude inmobiliario de la historia de Baleares le transfirió 10.000 euros. Ella le ha ido enviando diversas cantidades a medida que el presunto estafador se las ha ido solicitando. García Roldán, entre julio y agosto de este año, le ha transferido 4.909 euros con el nombre de un amigo del promotor como concepto.

Noticias relacionadas

La pareja se conoció el verano de 2017. En septiembre del mismo año se separaron y retomaron la relación en diciembre. Estuvieron viviendo juntos en una casa de alquiler con la prima de la chica, que también está investigada por una peluquería que abrió en Tarragona. Recibió 14.503 euros procedentes de la empresa de Michele Pilato, la presunta mano derecha de Carlos García Roldán.

La joven admitió que García Roldán le entregó una tarjeta de crédito de una de las cuentas en las que él iba ingresando dinero para los gastos de ella. Hizo uso a su antojo de la tarjeta durante aproximadamente un año.

La mujer reconoció que no solía haber mucho dinero en ella y que el promotor iba haciendo ingresos. Además, relató a la Guardia Civil que el prófugo habría comprado un terreno y construido una casa en Ecuador a nombre de otra mujer.

La novia de Carlos García Roldán indicó a los guardias civiles que se encargan de la investigación que el hombre más buscado de Mallorca escapó a Cali (Colombia) el pasado abril. No trabaja, va al gimnasio y acompaña a la abuela de su pareja. Sigue la huida hacia delante.