La madre de una niña que se suicidó por acoso: «No nos han protegido, ni antes ni después, me siento maltratada por este sistema»

| Madrid |

Valorar:
preload
Ante la denuncia de acoso los agentes aconsejaron a madre e hija irse a su casa y esperar.

Ante la denuncia de acoso los agentes aconsejaron a madre e hija irse a su casa y esperar.

22-11-2018 | Pixabay

«Soy la madre de Raquel. Mi hija de 15 años, acosada en las redes sociales, fui a denunciar, llevé identificado el agresor y su número de móvil, le amenazaba con distribuir fotos de ella, el individuo tenía 25 años, le pedía fotos desnuda; pregunté qué van hacer y pensé que lo iban a detener, pero dicen que hay que investigar». Al día siguiente se suicidó.

Los agentes aconsejaron a madre e hija irse a su casa y esperar, ha relatado este jueves Mónica Méndez durante la presentación del informe de Amnistía Internacional «Ya es hora de que me creas», que denuncia un sistema que cuestiona y desprotege a las víctimas, como se sintieron Mónica y Raquel y que no «evitó» que la menor se suicidara horas después, después de sufrir un ataque de ansiedad.

Raquel llevaba dos meses siendo acosada por un chico mayor de edad, aunque su madre no lo sabía. Mónica se enteró el día anterior a la muerte de su hija, el 20 de abril de 2013. Cuando la niña se lo contó, decidió ir a denunciarlo, pese a que la menor no quería porque no confiaba en la Policía ni en la Justicia.

«Cuando estábamos en comisaría, como yo llevaba el móvil y tenían todas las pruebas entendía que lo iban a detener inmediatamente, mi sorpresa fue cuando, delante de la niña, me dicen que no lo van a hacer, que es un proceso y que la policía científica debe investigar y que de momento que me vaya a casa: esto fue un viernes. El día anterior a mi hija le había dado un ataque de ansiedad, le llevé a un hospital y la mandaron con un ansiolítico a casa, después de haber explicado al profesional todo lo que pasaba».

El día de la denuncia, le volvió a dar otro ataque de ansiedad, sigue relatando la madre, y explica que le llevó a la consulta de su médica de familia. «Como me conocía miró bien a la niña y no vio nada aparentemente, nos mandó a casa, era viernes, mi hija se suicidó un sábado a las doce de la mañana».

«El sistema judicial no nos ha protegido, ni antes ni después, me siento maltratada por este sistema: he sido un número más para la justicia; he tenido que esperar 5 años para se celebre el juicio», que ha concluido con una sentencia que condena al acusado por coacciones a una multa de 2.000 euros y que no se ha ejecutado todavía.

Mónica Méndez explica que fue una sentencia «de conformidad», que ella aceptó porque se aprovecharon de su vulnerabilidad. Se abrieron dos causas, una por incitación al suicidio que ya se había archivado por que no veían delito: «no se veía la mano del acusado que empujó a mi hija» y otra por amenazas. «El día del juicio me sientan enfrente del agresor, se ríe en mi cara y mi abogada me advierte de que van a sacar antecedentes de malos tratos -está nerviosa, reconoce- me empujan a llegar a un acuerdo de 2.000 euros que ha costado la vida de mi hija».

«Soy una madre trabajadora, que he sacado a mis hijos adelante sola y ante mi vulnerabilidad en ese momento firmo ese acuerdo», en un pasillo, lamenta la madre.
Mónica Méndez asevera que «el estado tiene la obligación de proteger a las menores», cosa que no hizo con su hija, añade. «Ese día, ella estaba en el suelo muerta y sonaba el móvil».

Era la Policía Científica para pedirle que le mandara la «CPU de la niña» con urgencia y ese día también le llamaron de la oficina del Defensor del Menor. «Ya no había prisa, la urgencia era salvar a mi hija».

«Pensé que con los medios que tiene el Estado, viviendo en Madrid, se podría haber salvado la vida de mi hija, pero fui muy ingenua; han pasado 6 años de la muerte de Raquel y no hay culpables de su suicidio, quiero saber quien es el responsable de la muerte de mi hija. Gracias».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

ESPARTACO
Hace un año

mucho anuncio,mucho minuto de silencio,mucha repulsa...,pero a lo hora de la verdad NADA DE NADA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ la justicia para los delincuentes y ademas al camino de santiago con todos los gastos pagados¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ que tristeza esta pobre madre.

Valoración:7menosmas

Palo
Hace un año

Lamentablemente la gente de bien no debería confiar en el sistema. Los que sí confían plenamente en él son los delincuentes. Está comprobado que todo aquel que actúa se buena fe y con la verdad por delante sale siempre perjudicado

Valoración:16menosmas

Protos
Hace un año

Una gran desgracia que ocurran estas cosas, yo denunciaría a la policia en el juzgado, para que depuraran posibles responsabilidades penales

Valoración:16menosmas

arto
Hace un año

Si el estado no pone remedio a toda esta lacra lo terminara pagando

Valoración:23menosmas

sino hay justicia hay que exigirla
Hace un año

Debemos exigir a los politicos que permitan a la Justicia funcionar y que no la dejen sin medios. Ya sabeis que en ningun lado son menos y ganan menos.

Basta de tolerar corrupcion, gastos innecesarios, politicos de perfil patetico sin capacidad alguna de gestionar o aportar nada.

Debemos ser nosotros los que exijamos el cambio. Los politicos de este pais solo valen para beneficiarse y cargarse el pais.

Valoración:20menosmas

k3
Hace un año

Pobre señora! Ha tenido que enterarse de primera mano que el sistema esta hecho para proteger al delincuente...

Valoración:33menosmas

Que poca vetmrgüenza
Hace un año

EF, Los que acosan y maltratan ninos hasta llevarlos al suicidio, son de la misma cuerda que los que dejaron muertos en las cunetas, y también de los que les duele que sus familiares los entierren dignamente. Mala gente.

Valoración:11menosmas

Rover
Hace un año

A si funciona el sistema i luego dormirán tranquilos

Valoración:19menosmas

EF
Hace un año

Tiene toda la razón el sistema está más entretenido en remover viejas guerras del pasado que en atender la realidad de los ciudadanos.

Valoración:22menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1