La lluvia y la mala conservación causan el derrumbe de un inmueble en Sant Antoni

| | Sant Antoni |

Valorar:
preload
Las imágenes muestran cómo la construcción de 25 metros de longitud se vino abajo como un castillo de naipes en paralelo a la carretera de Cap Negret, que tuvo que ser cortada temporalmente.

Las imágenes muestran cómo la construcción de 25 metros de longitud se vino abajo como un castillo de naipes en paralelo a la carretera de Cap Negret, que tuvo que ser cortada temporalmente.

18-10-2018

Las persistentes lluvias caídas durante la noche del miércoles y el mal estado de conservación de la construcción fueron el binomio que desencadenaron el colapso de una edificación de una planta de altura y 25 metros de longitud localizada en el número 28 de la carretera de Cap Negret, en Sant Antoni.

El sobresalto en forma de derrumbe ocurrió minutos después de las 07.00 horas, cuando un estruendo alertaba a los vecinos de la zona. La edificación, que desde hace años se destinaba a las funciones de almacén, se desmoronó como un castillo de naipes. Tras ser alertados del suceso, hasta el escenario del derrumbe se desplazaron varias unidades de la Policía Local de Sant Antoni.

Según señalaron fuentes municipales en un comunicado, a pesar de la espectacularidad del derrumbe «no se han detectado daños en otras viviendas o construcciones próximas». No obstante, la presencia de una gran cantidad de cascotes y enseres sobre la vía obligó a cortar un tramo de la calle.

Paralelamente, se alertó tanto al propietario como a los operarios y técnicos municipales. La edificación, de una sola planta y unos 25 metros de longitud, era colindante a la carretera. Las mismas fuentes achacaron el colapso a las lluvias caídas durante la noche, provocando el derrumbe de los muros de carga y parte del forjado. Toda la construcción, según el informe técnico, presenta un elevado grado de deterioro y se teme que el resto del almacén pueda caer sobre la vía.

Ante la previsión de lluvias fuertes y la situación de alerta naranja, los técnicos municipales supervisaron la retirada de escombros y las tareas para asegurar la zona y evitar nuevos derrumbamientos. Para poder realizar estos trabajos, se acotó el tramo de carretera afectado por el derrumbe y se precintaron los recorridos interiores de la parcela.

La alerta naranja provocó ayer que se suspendieran durante la tarde de ayer las actividades previstas para los más pequeños en las instalaciones municipales de Ibiza y el Consell de Formentera alertó a la población del riesgo por las fuertes lluvias. Para hoy se mantienen las alertas amarilla y naranja. En Sant Antoni cayeron más de 50 l/m2 antes del cierre de esta edición.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Tina
Hace un año

Suerte tuvo el propietario de que no hubo daños a terceros...

Y otra cosa, qué legalidad tenía esa edificación y alrededores? Todo eso está dentro de servidumbre de protección de costas...

Valoración:menosmas

TdX
Hace un año

Aviso a navegantes: si se construye una edificación (legal o ilegal) tiene que estar supervisada por algún arquitecto, aparejador o maestro de obras, no que la haga el típico camarero de verano y albañíl de invierno.

Valoración:8menosmas

Aaaaaaaaaa
Hace un año

Creo que hay un pqueño error. No es la lluvia la que derrumba el inmueble, simplemente es la NULA conservación. POr que si fuera la lluvia la que derriba los inmuebles, no existirían edificaciones en el mundo. Basta darse un paseo por cualquier lugar, y uno se da cuenta enseguida de las edificaciones que causaran problemas a la que sople el viente o llueva mas de lo normal

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1