Danños en el campo de fútbol municipal tras la riada en Sant Llorenç. | ENRIQUE CALVO

0

Técnicos de la Dirección general de Deportes de la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes están evaluando los daños en las instalaciones deportivas de los municipios afectados por las inundaciones para hacer una estimación de los costes de las reparaciones y reformas necesarias.

El objetivo, según ha explicado en una nota informativa este lunes la Conselleria, es poder canalizar de la manera más efectiva posible las ayudas que puedan llegar de las diferentes instituciones.

Por ahora, en Sant Llorenç se tiene constancia de los daños en el campo de Fútbol Municipal de Es Moleter y Campo de Fútbol 7, donde el césped ha quedado inutilizado, el campo inundado y lleno de barro. Además, las paredes que limitan el rectángulo de juego han caído y los vestuarios están llenos de barro debido a la inundación.

Igualmente, hay pequeños daños en la electricidad y la fontanería y en cuanto a la piscina municipal se ha visto afectado el motor y la estructura de revestimiento de la piscina aparte de las instalaciones eléctricas y de agua.

Por otra parte, en Son Carrió se tiene constancia de las inundaciones de la pista polideportiva y la pista de pádel del Polideportivo Municipal y en Son Servera también se han registrado varios daños en el Pabellón Municipal Es Pinaró II.

En Artà se han inundado las pistas polideportivas, pista de tenis, pista de petanca, circuito de running, vestuarios y almacenes. En el Centro Deportivo Municipal Cap Ferrutx también se han registrado daños a la instalación, igual que al Campo de Fútbol Ses Pesqueres.