La embarcación, con al menos dos ocupantes en su interior, se golpea violentamente contra las rocas tras quedar a la deriva. | Julián Aguirre

7

Un velero de dos palos, con dos tripulantes a bordo, encalló a primera hora de este lunes frente a la Costa del Gas, en la Platja de Can Pere Antoni. En torno a las 8.40 horas, varias llamadas alertaban a los equipos de emergencia de que había una embarcación en apuros.

Rápidamente, agentes de la Policía Portuaria, Policía Local de Palma, Guardia Civil y Salvamento Marítimo se personaron en el lugar para tratar de auxiliar a las víctimas. En ese instante, en el interior del velero se encontraba el capitán y un marinero.

La embarcación, de nombre Sila Sibiri, sufrió un impacto contra las rocas y se abrió una vía de agua que inundó uno de los compartimentos. Según fuentes próximas a la investigación a las que ha tenido acceso Ultima Hora, el velero estaba fondeando en la bahía de Palma cuando un fuerte oleaje generado por cuestiones meteorológicas adversas, arrastró a la embarcación hasta la zona de rocas donde se quedó embarrancado. En ese instante, el marinero decidió encender los motores del velero, levantar ancla e intentar alejar la embarcación de la orilla. Algo falló y la hélice acabó golpeando contra las rocas. El accidente marítimo ocasionó importantes desperfectos materiales en el Sila Sibiri pero no hubo que lamentar afortunadamente daños personales.

El marinero fue atendido por una ambulancia del SAMU-061 en el lugar pero no precisó ser trasladado al hospital. El centro de coordinación de Salvamento Marítimo de Palma envió a la Salvamar Acrux para tratar de ayudar a remolcar la nave, pero la operación no fue posible.

En principio se desconocen las causas por las que la embarcación ha quedado a la deriva, golpeándose violentamente contra la costa, aunque todo apunta a que la mala mar de las últimas horas ha podido propiciar el accidente.