Alejandro Ortiz ha sido conducido ante el juez tapándose la cara. | A. Sepúlveda

9

Alejandro Ortiz ha pasado en la tarde de este viernes a disposición judicial después de que fuera detenido el jueves tras protagonizar un altercado en su domicilio de Santa Ponça. El juez ha decidido dejarle en libertad con cargos, acusado de daños intencionados a un vehículo policial y resistencia ante la autoridad.

El padre de la desaparecida Malén Ortiz ha llegado a los juzgados de Vía Alemania al filo de las cinco de la tarde de este viernes en calidad de detenido desde el hospital de Son Espases, adonde había sido trasladado por la Guardia Civil ante el estado de nerviosismo que presentaba.

El empresario fue arrestado cuando se encontraba al parecer bajo los efectos del alcohol. Cuando los agentes se presentaron en su vivienda, comenzó a gritar graves injurias contra el alcalde de Calvià y también contra los policías locales y guardias civiles que acudieron a calmarlo.

Después, haciendo uso de una gran violencia, golpeó el coche patrulla y desencajó una puerta a patadas. Vecinos relataron que iba gritando por la calle «Esta noche va a haber sangre».

Noticias relacionadas

Su hija Malén desapareció el 2 de diciembre de 2013. Desde entonces, no se tienen noticias suyas.