La detenida fue entregada a la Guardia Civil, que instruye las diligencias. | Michel's

10

Lo que parecía un altercado menor con una mujer exaltada acabó con un agente de la Policía Local de Muro herido por un mordisco en el brazo y la señora arrestada por la agresión.

Sobre la una y media de la madrugada del pasado sábado, el recepcionista de un hotel de la Platja de Muro se puso en contacto con la Policía Local para denunciar que una fémina estaba golpeando el coche de un cliente, que estaba frente al establecimiento, a la altura de la calle Circuit Llac número 49. El funcionario trató de calmar a la señora, cuyas siglas se corresponden con las de P.M.A.P., de 34 años de edad, pero según las fuentes municipales consultadas su nerviosismo fue en aumento y en un momento dado cogió del brazo al policía y le propinó un fuerte mordisco. La presunta agresora fue reducida y desde la Policía Local se contactó con la Guardia Civil, para que se hicieran cargo de ella y la pasaran a disposición judicial. El funcionario herido, por su parte, fue acompañado hasta un centro médico donde le curaron las lesiones. A día de hoy presenta todavía una marca visible del mordisco y tiene el brazo hinchado, al parecer por una infección. Durante quince días tiene que llevarlo tapado para que no se complique la herida.

La Benemérita está investigando ahora por qué la detenida emprendió a golpes contra el coche del hotel antes de atacar al policía. En este sentido, no descartan que hubiera consumido alcohol. La acusada quedó en libertad con cargos tras el incidente y parece ser que sostiene una versión diametralmente distinta de los hechos. Según su relato, no cometió ningún delito que justificara su detención. Los investigadores han tomado declaración a varios testigos de la agresión, entre ellos el recepcionista del hotel que pidió ayuda, para completar el atestado que en los próximos días será entregado en un juzgado de Inca.