Multado por poner a Händel a todo volumen e insultar a policías en Pollença

| | Port de Pollença |

Valorar:
Visto 4643 veces

Tomeu Barceló, explica lo ocurrido y considera «desorbitada» la sanción de 330 euros.

13-09-2018 | A. Sepúlveda

Tomeu Barceló se instaló hace 20 años en una pequeña planta baja del edificio Las Palmeras, en el número 7 de la calle Nansa del Port de Pollença. La tarde del 26 de junio de 2016 celebraba su cumpleaños escuchando El Mesías, de Händel. «No discuto que la música estuviera fuerte, pero es música clásica, no es electrónica, ni flamenco, ni rock», recordaba este miércole en su domicilio, acompañado por la presidenta de la comunidad de vecinos, Tosca Mogolofsky, y rodeado de gatos.

El hombre insultó aquel día a dos policías locales que se presentaron por el jardín en su vivienda. «No estaba en condiciones, iba medio desnudo y me salió decirles: ‘Que os follen’». Los agentes le multaron con 330 euros por tener la música alta e insultarlos. Barceló, que se encuentra en el paro desde hace casi dos años, considera «desorbitada» la sanción. «Eran las siete de la tarde y en esta zona siempre se escucha música alta en verano. Yo lo acepto, porque los bares tienen que ganar dinero», dice.

El vecino del Port de Pollença se tomó en broma la multa. Los policías recogen en el acta que, a la llegada de los agentes, «el denunciado, tocándose los testículos, dice: ‘Que os follen’ y sube enormemente el volumen de la música. Además de gritar como un poseso durante todo el tiempo».

Los policías, cuenta Barceló, no llevaban sonómetro para comprobar los decibelios. No sabe quién denunció que tenía la música alta. Sospechan de una vecina. «Es imposible hablar con ella. Es antigatos y nos llevamos mal porque los míos van a su jardín y le estropean las flores».

El denunciado se niega a pagar la multa. «Lo que pasa es que hace una semana que me llegó una carta de Hacienda y si no la pago me embargan el piso». Barceló dice que si trabajara no tendría problemas en abonarla, pero solo cobra una pequeña ayuda de 400 euros mensuales. «Esto es un robo, una tomadura de pelo. Si hubiera dicho fuck off, en inglés, no hubiera pasado nada». El hombre, a mitad de la entrevista, pone un recopilatorio de Händel y se pregunta: «¿No es bonita?».

El hombre tiene problemas de audición

Tomeu Barceló, de 60 años, explica que tiene problemas de audición. «Oigo un 20 por ciento menos, tengo el oído cansado, de verdad», comenta. «Es por la edad, como la vista, lo tengo cansado», insiste.

«Fue violento para mí que los agentes se presentaran por el jardín en mi casa porque estaba medio desnudo», lamenta.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4

330 por Haëndel?
Hace 2 meses

Pues para los horteras del reggaeton, el lolailo y el bakalao, la multa debería ser de al menos 3.000.000€

Valoración:menosmas

Manolo
Hace 2 meses

Enhorabona als policies

Valoración:18menosmas

Mike
Hace 2 meses

Que pague por pardal pero una duda que tengo,embargar el piso por una multa???esto es robar¡¡¡

Valoración:-3menosmas

El Mesías Metalero
Hace 2 meses

Este señor tiene buen gusto por la música pero poco respeto por sus vecinos y conciudadanos. Imágine lo violento que fue para los agentes vele de esa guisa y menospreciando su trabajo, y no perdieron la compostura. Multa merecida, no obstante espero que su situación personal y laboral mejore.

Valoración:16menosmas

Joe Negroponte
Hace 2 meses

¿Y no será que la vecina está hasta los cojonces de que los gatos del individuo este le caguen en su jardín? Los gatos no cagan donde comen, si este individuo les da de comer cagarán en otra parte: la casa de la vecina...

Valoración:16menosmas

Pepito
Hace 2 meses

Yo le hubiese puesto 1000 euros. Se le quitaria las ganas de poner la musica alta. Un respeto a los demas si quieres que a ti tambien te respeten

Valoración:23menosmas

Cucala
Hace 2 meses

Ell té tot el dret a escoltar Handel, y els altres tenen tot el dret a no sentirlo.

Valoración:34menosmas

Idoh
Hace 2 meses

Dios me libre de un vecino de esta catadura. Vete con los gatos a otra parte

Valoración:26menosmas

Barbie
Hace 2 meses

A los gatos no les gusta los ruidos fuertes, debería saberlo si le gustan los gatos... A los vecinos tampoco. Un poco de respeto hombre

Valoración:27menosmas

Viva España
Hace 2 meses

Yo vivía en un departamento donde la dama del piso superior tocaba su música tan fuerte que no podía pensar. Le escribí una bonita carta y le pedí que la bajara y ella volvió a colocarla debajo de mi puerta. A partir de ese punto ella siguió subiendo, cada vez más fuerte. La gente no respeta a los demás y si no lo hacen, deberían ser castigados. Si quieres escuchar tu música realmente fuerte sin preocuparte por tus vecinos, vive en una isla desierta. Soy músico y amo la música pero también respeto a los que viven debajo de mí y al lado de mí.

Valoración:29menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 4