A la derecha, Carlos García Roldán. | Ultima Hora

1

El promotor Carlos García Roldán y su socio, el italiano Michele Pilato, tenían prisa por vender casas. El Equipo de la Policía Judicial de Algaida rastrea más 20 empresas creadas por los cerebros de la millonaria estafa inmobiliaria en Balears para ofrecer promociones fantasma. Los investigadores sospechan que utilizaban una peluquería situada en Tarragona para blanquear el dinero. Han encontrado transferencias de los presuntos cabecillas a este negocio. El propietario del local fue detenido por la Guardia Civil y este viernes pasó a disposición judicial allí.

El propietario de Mallorca Investment, Michele Pilato, el arquitecto Bruno Freire, un constructor y un supuesto testaferro fueron trasladados este viernes por la tarde en un furgón de la Guardia Civil hasta los juzgados de Vía Alemania de Palma. La juez titular de Instrucción 5, en funciones de guardia, decretó el ingreso en prisión del italiano.

Transferencias

La ‘operación Lloriguera’ (madriguera, en castellano) de la Policía Judicial de Algaida sigue su curso. Se trata de una investigación muy compleja por el entramado societario que los cabecillas habían constituido. Realizaban transferencias nacionales e internacionales.

La Guardia Civil ha destapado la mayor estafa inmobiliaria en Balears. Hay cerca de 200 afectados que invirtieron entre 10.000 y 200.000 euros en viviendas que jamás se llegaron a construir en distintos municipios de Mallorca. Los dos cabecillas se habrían apropiado de entre 4 y 7 millones de euros.

El líder de la trama, Carlos García Roldán, de la inmobiliaria Lujo Casa, nació en Calella (Barcelona) hace 46 años. Se encuentra en paradero desconocido. Fugado. Escondido en algún lugar de Sudamérica. Los investigadores lo sitúan en Colombia, un país con casi 50 millones de habitantes.

Los trabajadores del casino de Palma todavía se acuerdan de él. Lo conocían como Donald Trump por su parecido con el presidente de Estados Unidos. Era un cliente habitual y siempre acudía acompañado de varias mujeres.

Un grupo de afectados envió anteayer un comunicado en el que agradecían la labor de la Guardia Civil y hacían referencia al promotor fugado. «Al estallar la estafa lo único que te queda es denunciar y rezar por que el tal ‘Charly’, como lo llaman sus amigos, no se haya fundido todo el dinero en el casino, hoteles de lujo y Moët & Chandon».