29

Una conductora, que ha triplicado la tasa de alcoholemia, se estrelló la madrugada del domingo contra la alambrada perimetral del aeropuerto de Son Sant Joan.

La mujer, de cuarenta años y nacionalidad española, fue atendida por los servicios de emergencias y ha sido trasladada a un centro médico con pronóstico reservado.

La Policía Local de Palma le practicó el test de alcoholemia, arrojando un resultado positivo de 0,77 mg de alcohol por litro de aire espirado. Se le imputa un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, aunque no se procedió a su detención.

Como consecuencia del impacto, se vieron afectados hasta cuatro metro de la valla del aeropuerto.