El vigilante, Javier Valderas, en la puerta de la Conselleria de Salut en Palma. | L.V.

16

«Muchas veces me dejan carteras en el buzón que han robado a turistas en la estación Intermodal. Siempre las devuelvo a la policía. Yo no me quedo nada que no sea mío». El vigilante de seguridad que encontró en la puerta de la Conselleria de Salut, en Palma, una mochila con más de 1.200 euros en efectivo y la devolvió a la Policía Local el pasado 7 de agosto relató lo sucedido a Ultima Hora.

Su nombre es Javier Valderas y nació en Palma hace 57 años. El profesional de la seguridad privada lleva trabajando como vigilante más de media vida, exactamente desde 1991. Según Valderas, los hechos ocurrieron sobre las 18.45 horas cuando dos hombres le dieron la mochila y le dijeron que se la habían encontrado en la Rambla. Los individuos manifestaron que «no querían saber nada de ella» y se fueron en actitud nerviosa.

Noticias relacionadas

El vigilante ojeó la bolsa y vio una PDA, una cartera con el símbolo de la Policía Local y otros objetos. Acto seguido, la entregó a la funcionarios policiales, quienes descubrieron que también contenía 1.200 euros en efectivo. Ahora se encuentra en la Oficina de Objetos Perdidos de Palma hasta que se localice a su respectivo dueño. Este gesto fue aplaudido y reconocido por la Policía Local de Palma en sus redes sociales. «A lo largo de mi carrera me ha pasado de todo. Por esta razón, no me extrañé tanto cuando encontré la mochila», contó Valderas. El vigilante ha presenciado desde accidentes de tráfico hasta agresiones y robos con fuerza en la puerta de la Conselleria.

«Muchas veces he tenido que intervenir en peleas para pararlas. La gente está muy agradecida con mi labor. Han venido en varias ocasiones a regalarme bombones. Me gusta hacer bien mi trabajo», añadió.