El encargo del almacén donde el detenido dijo que apareció el cuerpo, atendiendo a los periodistas. | Alejandro Sepúlveda

El móvil fue el robo. El Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía cree que el cineasta holandés fue golpeado mortalmente en Son Banya para robarle 700 euros que llevaba en la cartera esa madrugada.

Tal y como adelantó el sábado en primicia Ultima Hora, los investigadores han detenido al conductor que dijo que lo había encontrado malherido fuera del poblado y que podría ser el único implicado.

La policía ha descubierto que Wouter Van Luijn, que tenía 34 años y pasaba unos días de vacaciones con su padre en un hotel de Palmanova, estuvo esa noche de fiesta por Calvià y sobre las cuatro de la madrugada decidió ir a Son Banya, presumiblemente para comprar cocaína. Contactó con dos paquistaníes, que hablaban español, para que le hicieran de intérpretes y le acompañaran a Son Banya. A continuación, los tres cogieron un taxi y se dirigieron al poblado gitano.

Pelea

Noticias relacionadas

Allí las cosas se torcieron y los investigadores creen que el cineasta enseñó la cartera, en la que llevaba 700 euros y uno o dos individuos trataron de robarle. Uno de ellos sería el detenido. Los golpes que recibió el turista no fueron ni mucho menos mortales de necesidad, pero el holandés sufría de antes un aneurisma en la base del cráneo y su estado se complicó. Fue entonces cuando el arrestado, supuestamente, lo subió a un Volkswagen Tiguan de alquiler y los sacó del poblado.

Luego, se inventó la historia de que él circulaba por la carretera del camino de la Milana a las cinco de la madrugada y se topó con «cuatro o cinco jóvenes» que estaban agrediendo al extranjero. Lo que sí que es cierto es que lo trasladó hasta el hospital de Son Espases, donde Wouter falleció. Ahora también se investiga si esa madrugada el cineasta consumió estupefacientes que empeoraron su estado.

El detenido seguía el sábado en la Jefatura de Policía, donde ya reconoció que la agresión había tenido lugar en la calle Cinco de Son Banya, y no fuera del poblado como sostuvo al principio. Pasará a disposición judicial en breve. También parece ser que ha hablado de otro implicado en la agresión, pero el Grupo de Homicidios no descarta que sólo él esté implicado en la paliza.

La autopsia confirmó que el cineasta presentaba algunas contusiones en el rostro, pero de no haber estado tan enfermo, esas lesiones no podrían haberle causado la muerte. La policía espera cerrar el caso en las próximas horas.