La autora del atropello mortal, en el interior del ascensor, al fondo. | A. Sepúlveda

26

El Juzgado de Instrucción número 3 de Manacor, este lunes en funciones de guardia, ordenó el ingreso en prisión provisional y sin fianza para la conductora del atropello mortal de una menor en sa Ràpita. La juez, una vez escuchada todas las partes implicadas, le imputa inicialmente un presunto delito de homicidio imprudente en concurso con conducción bajo los efectos del alcohol.

La mujer llegó a los juzgados de Manacor, sobre las once de la mañana, a bordo de un coche de la Policía Local de Campos tapándose el rostro con una tela para tratar de ocultar su imagen. Según las primeras hipótesis de la investigación, la conductora –polaca de 44 años– identificada como Renata G., con domicilio en el término municipal de Campos, perdió el control del vehículo, se salió de la carretera e invadió un carril bici embistiendo a la adolescente que en ese instante estaba paseando por la zona.

A consecuencia del fuerte impacto, la víctima salió disparada unos cuantos metros y en la caída se golpeó con violencia con el bordillo de la acera. La conductora, lejos de detenerse y auxiliar a la joven herida, se dio a la fuga. El atropello ocurrió a la altura del número 117 de la avenida Miramar de sa Ràpita, en torno a las 1.55 horas de la madrugada.

Noticias relacionadas

Un testigo presencial del accidente que circulaba justo detrás del coche que provocó el atropello, al ver que la conductora se daba a la fuga, decidió perseguirla con su vehículo mientras que daba instrucciones a los equipos de emergencia. La autopsia desvela que la joven falleció a causa de un fuerte golpe en la cabeza.