3

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Palma a un hombre de 34 años y nacionalidad nigeriana que de forma habitual y con carácter prolongado en el tiempo se dedicaba a la recepción y tráfico de todo tipo de efectos a sabiendas de que estos eran robados.

Según informa la Policía, la práctica totalidad de sus 'proveedores' se correspondían con menores de edad con antecedentes policiales por diversos delitos contra el patrimonio, quienes solían ofrecerle terminales móviles, ordenadores portátiles, dispositivos electrónicos, relojes, joyas, etc.

El detenido, utilizaba una infraestructura conformada por ciudadanos de su misma nacionalidad para trasladar los objetos de mayor valor a su país de origen. La entrega de los objetos se acordaba en la vía pública, bajo estrictas medidas de seguridad, y en algunos casos a horas intempestivas, lo que dificultaba las labores de detección.

La investigación ha permitido la intervención de diversos efectos en entre los que se encontraban numerosas joyas, un teléfono móvil de una marca de prestigio y una cámara de fotos, los cuáles fueron entregados a sus legítimos propietarios.

El detenido, al que le constaban antecedentes policiales previos y que se encontraba en situación administrativa irregular, pasó a disposición judicial el pasado sábado día 16. La investigación sigue abierta a la espera de identificar a sus proveedores y colaboradores.